Casa rural para ir con niños con ambiente familiar

Si buscas una casa rural para ir con niños, la nuestra te encantará. En Casa Rural OROS hemos creado un espacio para toda la familia. Disfruta de unos días de tranquilidad y calma en plena Naturaleza, en una de las zonas más atractivas del Pirineo aragonés.

Casa rural para 8 personas.
Niños y adultos con su propio espacio

Nuestro alojamiento cuenta con capacidad para 8 personas en 4 habitaciones y en 2 plantas. El dormitorio principal dispone de una cama de 150 y de su propio baño, con una cómoda ducha. La segunda habitación cuenta con dos camas de 90. En el último dormitorio hay una cama nido. Todas ellas ofrecen unas vistas al valle de Orós Alto. La buhardilla está habilitada como una suite y los muebles están diseñados por “BEKANA”. Esta firma oscense se caracteriza por crear un mobiliario de aire rústico moderno. Dispone de televisión propia y la consola Wii.

El salón comedor se sitúa en la planta baja y dispone de una mesa con capacidad para 8 comensales. La estufa de pellets te servirá para crear un ambiente más cálido en los días de invierno, mientras disfrutas de una charla o ves un rato la televisión.

La cocina está completamente equipada. Dispone de una placa de inducción, horno, lavavajillas, microondas y nevera de dos cuerpos (con congelador). Entre los electrodomésticos encontrarás una batidora, exprimidor eléctrico, tostador, dos cafeteras (italiana y eléctrica) y todo lo necesario para preparar tus comidas después de un día de excursión por el valle de Tena.

Una casa rural familiar para divertirse en el Pirineo aragonés

Disfruta de una casa rural familiar que está ubicada en medio del Pirineo aragonés. Estarás a menos de una hora de Panticosa, Ordesa y Monte Perdido. Desde nuestro alojamiento puedes acceder a numerosos destinos naturales.

Es un lugar ideal para los que buscan el descanso que ofrece la Naturaleza. La casa rural permite a los niños jugar en el exterior con total tranquilidad. Las montañas del Pirineo son unos escenarios incomparables. El lugar ideal para pasar unos días y olvidarse del estrés cotidiano.

En cualquier época del año encontrarás un ambiente acogedor para pasar un rato en familia o con los amigos. Nuestro alojamiento está preparado para los amantes de los deportes de invierno y los que buscan un buen clima durante el verano. Pero, sobre todo, está pensada para los que quieren encontrar el descanso en medio de la naturaleza del Pirineo, con todo lo que ofrece la zona.

El Valle de Tena: un paisaje para disfrutar con niños en una casa rural

Uno de los objetivos de nuestro alojamiento es convertirlo en una casa rural para ir con niños, un espacio familiar en el que disfrutar de las posibilidades que ofrece la zona. El Valle de Tena es un enclave privilegiado en la zona del Pirineo aragonés que se vertebra siguiendo la cuenca del río Gállego.

A la diversidad natural se une la riqueza cultural y gastronómica de los pueblos que conforman el valle.

Formigal, Biescas y Sabiñánigo son algunos de los lugares que atraen la atención de numerosos visitantes a su paso por la zona. La historia de muchos de los enclaves del valle se remonta a siglos atrás, a la época romana. Algunos de los pueblos han tenido una gran importancia durante el periodo medieval. Hoy en día son comunidades tranquilas con recuerdos vivos que merece la pena conocer. Los visitantes que se acercan por primera vez al valle de Tena descubren un lugar especial que no olvidan.

Una casa rural familiar para practicar el turismo activo

Si pasas unos días en nuestro alojamiento descubrirás todas las opciones que tienes. Además, al ser una casa rural familiar vas a encontrar actividades para todas las edades. Hay muchas posibilidades todo el año para los amantes del turismo activo.

Puedes aprovechar para practicar esquí en las pistas de Panticosa o Formigal, a unos 30 minutos de la casa rural. También es posible hacer unas rutas de senderismo o recorrer sendas ciclistas si eres aficionado a la btt.

La ubicación en el corazón del Pirineo aragonés, hace de nuestro alojamiento rural un espacio ideal para los que disfrutan del turismo activo.

Para los más aventureros, el Valle de Tena permite realizar actividades como barranquismo o escalada en los muros de Broto, a tan solo 27 Km de distancia de nuestro alojamiento. Además, puedes contar con la ayuda de un guía de escalada y montaña, que te ayudará a que disfrutes al máximo la experiencia.

Pero también hay numerosas opciones culturales. Puedes desplazarte a Huesca para recorrer sus calles, acercarte a la ciudadela de Jaca o conocer la famosa estación de ffcc de Canfranc. Haz tu reserva y prepárate a disfrutar de un entorno inigualable en el corazón del valle del Tena.

Destinos en el Pirineo Aragonés