Valle de Ordesa

El Valle de Ordesa está compuesto por un conjunto de pequeños valles y barrancos, antiplanicies y picos, con más de 3000 m de altura. Es uno de los varios que forman la comarca de Sobrarbe, al Este del Valle de Tena y pegado a las montañas del Pirineo aragonés.

Este valle fue el que marcó el inicio de la creación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde se incluyen el macizo de Monte Perdido, el Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín y el Valle de Pineta. La conocida como Cola de Caballo es una visita obligada para conocer el Cañón de Ordesa desde dentro. La Unesco lo ha catalogado como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Los municipios de Boltaña, Broto, Fanlo, Fiscal y Torla-Ordesa, agrupan a la población del valle, que recorre una de las zonas más bellas de los Pirineos en Huesca. Los meses de verano y durante las vacaciones de Semana Santa se nota un incremento de los visitantes, que aprovechan el buen tiempo para acercarse. Para facilitar los desplazamientos, durante esas fechas hay salidas de autobuses que unen Torla con el Parque.

Qué hacer en el Valle de Ordesa

Es uno de los destinos preferidos para la práctica del turismo activo. Son muchas las rutas que se pueden realizar por la zona, especialmente dentro del Parque. La que recorre los Miradores de Ordesa o la famosa Alta Ruta de los Perdidos son dos ejemplos.

Valle de Ordesa