Valle de Ordesa

El Valle de Ordesa está compuesto por un conjunto de pequeños valles y barrancos, antiplanicies y picos, con más de 3000 m de altura. Es uno de los varios que forman la comarca de Sobrarbe, al Este del Valle de Tena y pegado a las montañas del Pirineo aragonés.

Este valle fue el que marcó el inicio de la creación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde se incluyen el macizo de Monte Perdido, el Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín y el Valle de Pineta. La conocida como Cola de Caballo es una visita obligada para conocer el Cañón de Ordesa desde dentro. La Unesco lo ha catalogado como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Los municipios de Boltaña, Broto, Fanlo, Fiscal y Torla-Ordesa, agrupan a la población del valle, que recorre una de las zonas más bellas de los Pirineos en Huesca. Los meses de verano y durante las vacaciones de Semana Santa se nota un incremento de los visitantes, que aprovechan el buen tiempo para acercarse. Para facilitar los desplazamientos, durante esas fechas hay salidas de autobuses que unen Torla con el Parque.

Valle de Ordesa

¿Qué hacer en Ordesa?

Son muchas las actividades que puedes hacer en el Valle de Ordesa. Su riqueza natural y faunística atraen a miles de personas cada año. Pero también hay espacio para la práctica de tus deportes preferidos. Eso hace que el turismo activo en Ordesa atraiga a personas de todos los rincones del país para pasar unos días.

La zona ofrece sendas que recorren el Parque, como los Miradores de Ordesa, que se puede hacer andando en unas horas o en coche. Pero también hay otras más exigentes, para los que buscan una experiencia de varios días. La famosa Alta Ruta de los Perdidos es el mejor ejemplo. Este trekking de alta montaña es más exigente y se puede realizar en seis días. Eso sí, es necesario contar con cierta experiencia antes de ponerse en camino. Por supuesto, es ideal contar con la compañía de un experto.

Hay muchas veces que Ordesa está “overbooking”, entonces hay que visitar otras alternativas menos concurridas y tan bonitas como el cañón de Ordesa, aquí os dejamos algunas:

  • Valle de Bujaruelo: Este es uno de los tres valles colindantes con la parte izquierda del Valle de Ordesa, además del de Bujaruelo se encuentran el de Otal y el de Ordiso. Se puede llegar en coche hasta una zona habilitada para la acampada y desde allí podremos dar un paseo hacia el valle de Otal y el de Ordiso, están perfectamente señalizados. Por este valle cruza el río Ara y tiene diferentes paradas a lo largo de su recorrido, para los amantes de la fauna y la flora de la que presumen los Pirineos.
  • Valle del Sorrosal: Estamos ante un camino de bosques, encaminado hacia la sierra de Tendeñera. Se trata de un espacio de paso hacia los altos de Litro, Otal y Bujaruelo. En este valle podrás encontrar grandes prados alpinos y bosques, además de grandes llanuras a los pies de la sierra de Tendeñera. Además, si eres amante de lo medieval, podrás visitar las pedanías del Valle del Sorrosal, ya que se caracterizan por su aspecto antiguo, estas son Torla, Linás de Broto, Fragen y Viu de Linás.

Un guía de montaña es una buena opción para sacar el máximo partido a tu visita a la zona y llegar a muchos puntos fuera de los recorridos habituales. En Casa Rural OROS puedes contar con la ayuda de un profesional con años de experiencia para organizar visitas guiadas a Ordesa y Monte Perdido. Tanto si vas solo como si estás preparando un viaje en familia o con amigos, el asesoramiento de un guía de alta montaña es la mejor forma de descubrir todo lo que ofrece el Parque Natural.

Destinos en el Pirineo Aragonés